201707.25
0
0

LAS ‘START UP’ DE PAÍSES EMERGENTES REVOLUCIONAN EL SECTOR ‘LEGALTECH’

Los proyectos más innovadores, capaces de transformar el ámbito legal, no siempre requieren de grandes inversiones millonarias ni proceden de los países jurídicamente más estables o asentados.

Cuando Gautami Raiker, de 26 años, terminó sus estudios de Derecho en India, vio la oportunidad de convertirse en emprendedora. Y qué mejor forma de hacerlo que ayudando a aquellos que, como ella, se atrevían a dar el paso y crear su propia start up. Nació así LawMate.in, una firma que ofrece asesoramiento legal a nuevos emprendedores que no pueden permitirse contratar a una firma de abogados tradicional.

Ideas como la de Raiker están surgiendo en todo el mundo, pero sobre todo en los países emergentes, donde los emprendedores buscan un claro enfoque social a sus proyectos, aunque sin perder de vista la necesidad de que sean financieramente sostenibles. Lo que tienen en común este tipo de iniciativas es que han demostrado que, «con pocos recursos, se puede crecer muy rápido», explica Javier de Cendra, decano de IE Law School. Además, los modelos son exportables a otras jurisdicciones, por lo que las barreras físicas no existen a la hora de hablar de innovaciones que pueden revolucionar el sector legaltech.

IE, junto a Law Schools Global League (LSGL) y el despacho español Ontier, han organizado la primera edición de los LSGL Innovation Law Awards. De los 21 proyectos presentados, procedentes de los cinco continentes, los dos finalistas son de países emergentes: India (LawMate.in) y Brasil (Click & Report); mientras que el ganador es de Nigeria (Lawbot).

Este último es una plataforma que conecta a clientes y abogados que ofrecen asesoramiento probono, mientras que Click & Report (Brasil) monitoriza el respeto a los derechos humanos a la hora de ejecutar grandes proyectos de infraestructuras, una idea que bien se puede analizar desde el punto de vista de la RSC o aplicarse a los sistemas de compliance.

«La tecnología está evolucionando rápidamente y transformando el sector de la abogacía; por lo que cada vez más despachos colaboran con start up«, apunta Lorenzo Hernández, socio responsable de Ontier en México.

Lawbot: el modelo de Uber llega a los servicios legales

Linda Egbuna y Ugochukwu Nnaemeka se han fijado como objetivo «facilitar de forma gratuita el acceso a la Justicia en todo el mundo». De momento han empezado por Nigeria, su país natal, donde han creado Lawbot, una plataforma online que conecta a los usuarios con abogados. A diferencia de otros sistemas similares que ya existen, la idea de Egbuna y Nnaemeka consiste en lograr asesoramiento gratuito. ¿Cómo?A través de la actividad probono de los abogados. Estos dos emprendedores se dieron cuenta de que son muchos los profesionales dispuestos a trabajar sin cobrar si la causa lo merece. Mientras que en las grandes firmas este tipo de actividad está organizada, no ocurre lo mismo con abogados independientes o pequeños bufetes, que a veces tienen dificultades para llegar al usuario final en su actividad probono. Ahí es donde entra en juego Lawbot, sirviendo como punto de encuentro entre personas que necesitan ayuda legal, pero no pueden sufragarla, y abogados dispuestos a contribuir. La plataforma utiliza un algoritmo para poner en contacto a ambas partes, en función del tipo de asunto. Se trata de un sistema seguro que garantiza, tal y como explican Egbuna y Nnaemeka, «la confidencialidad entre abogado y cliente». Ellos definen su idea como «el Uber de los servicios legales». Financieramente, la plataforma es sostenible, ya que algunos servicios se cobran con un precio simbólico de 2 dólares (1,7 euros); como revisar documentos legales. Su modelo es exportable y adaptándose podría incluso aplicarse a otros sistemas más allá del probono, como el del turno de oficio en España.

Click &Report: entre la responsabilidad social y el ‘compliance’

La institución brasileña FGV Direito está trabajando en un proyecto denominado Click & Report. Se trata de un desarrollo tecnológico cuyo objetivo es prevenir la violación de los derechos humanos durante la ejecución de grandes proyectos de infraestructuras a través de la detección temprana de problemas. Según explica Tamara Brezighello, investigadora de FGV Direito, la idea consiste en combinar diferentes sistemas tecnológicos, como una web y una aplicación móvil, para desarrollar unos indicadores con los que monitorizar el impacto social o medioambiental a la hora de construir una gran infraestructura. De esta forma, la población puede alertar de cualquier problema que surja y las empresas tener acceso en tiempo real a esa información, para actuar incluso antes de que se produzca el daño. Este proyecto, que en conjunto requiere de una inversión cercana a los 150.000 euros para dar sus primeros pasos, está dirigido especialmente a los departamentos de responsabilidad social corporativa de las compañías, aunque el modelo es escalable y replicable a cualquier infraestructura, independientemente del país, tal y como señala Brezighello. Por tanto, también puede utilizarse como parte del diseño de los programas de prevención de compliance que están poniendo en marcha las compañías en algunas jurisdicciones, como puede ser la española. La publicación de los indicadores también sirve a la Administración Pública para tomar decisiones a la hora de legislar.

LawMate.in: el abogado de los emprendedores

Gautami Raiker es la fundadora de la start up india LawMate.in, un servicio de asesoramiento legal de bajo coste para emprendedores. Tras licenciarse en Derecho, Raiker pensó en cómo podía sacarle partido a sus estudios y experiencia y, a la vez, contribuir a desarrollar el tejido empresarial de su región asesorando a quienes, como ella, quieren poner en marcha su propio negocio, pero no pueden acceder a la abogacía tradicional por falta de recursos. Nació entonces LawMate.in, que por unas 2.500 rupias (33 euros) se encarga de obtener las licencias y permisos necesarios para poner en marcha un negocio. Por menos de 50 euros, ofrece el asesoramiento necesario para llegar a un acuerdo entre dos o más socios que quieren aventurarse en el mundo empresarial; este mismo precio es válido para conseguir otros documentos legales, como un contrato laboral. Se trata de un modelo de negocio que, empezando a funcionar a finales de 2015, tiene previsto entrar en beneficios el próximo año. Si se cumplen las expectativas del plan financiero, la evolución de los beneficios prácticamente se duplicaría cada año a partir de 2018. Raiker explica que actualmente LawMate.in está centrada en su actividad en India, pero reconoce que su modelo es exportable a otras jurisdicciones. Al igual que ha ocurrido con otro tipo de fórmulas legales, se trata de un modelo disruptivo que cubre un sector tradicionalmente olvidado por las grandes firmas de abogados por su baja rentabilidad, pero con un gran volumen de trabajo.

http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2017/07/24/5976353c22601dcc228b46e9.html