201708.18
1
0

LAS DEMANDAS DE DISOLUCIÓN MATRIMONIAL DISMINUYERON UN 7,8 POR CIENTO EN 2016

Las 119.859 demandas de disolución matrimonial –es decir, demandas de separación o de divorcio, tanto de mutuo acuerdo como no consensuadas- presentadas en los juzgados españoles durante el año pasado suponen una disminución del 7,8 % respecto a las registradas en 2015, según los datos publicados hoy por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.

El descenso afectó tanto al número de demandas de divorcio –un total de 114.019, lo que representa un 7,6 % menos que el año anterior- como al de demandas de separación -5.840, una disminución del 11,5 % respecto a 2015-.

Del total de demandas de divorcio presentadas en 2016, 67.189 fueron de consensuadas, con una disminución interanual del 8,5 %; y 46.830 contenciosas, un 6,3 % menos que el año anterior.

En cuando a las demandas de separación, 3.912 de las presentadas fueron de mutuo acuerdo –un 15,3 % menos que en 2015- y 1.928 no consensuadas, lo que supone una disminución interanual del 2,6 %.

Además, en 2016 se registraron 159 demandas de nulidad matrimonial, frente a las 216 del año anterior.

Datos del cuarto trimestre de 2016

Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre del año pasado se presentaron en los juzgados españoles 31.989 demandas de disolución matrimonial, un 6,3 por ciento menos que en el mismo periodo de 2015.

De ellas, 30.436 fueron demandas de divorcio: 17.641 de mutuo acuerdo, lo que supone un 6,9 % menos que en el cuarto trimestre del año anterior; y 12.795 no consensuadas, con una disminución interanual del 5,3 por ciento.

Las demandas de separación registradas fueron 1.553, de las que 1.018 eran consensuadas –lo que representa un descenso interanual del 10,5 %- y las otras 535 contenciosas, un 2,7 % más que en el mismo periodo de 2015.

En el cuarto trimestre de 2016 se presentaron 44 demandas de nulidad.

Canarias y la Comunidad Valenciana, a la cabeza en demandas de disolución matrimonial

Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población a 1 de enero de 2016, se observa que el mayor número de demandas de disolución por cada 1.000 habitantes se dio en Canarias y en la Comunidad Valenciana (2,9), mientras que en el otro extremo se situó Castilla y León (1,9). La media de demandas en España fue de 2,6 por cada mil habitantes.