201705.07
0
0

BECARIOS CON SUELDOS DIGNOS DE UN DIRECTIVO

Nada de trabajar gratis. Algunas compañías ‘premian’ a los debutantes del mercado laboral con nóminas más que abultadas. Su objetivo: retener a los nuevos talentos.

Más allá de la polémica alimentada por el chef Jordi Cruz esta semana, es vox pópuli que en nuestro país muchos becarios trabajan sin cobrar con ánimo de ampliar su currículum y adquirir experiencia. Sin embargo, los afortunados que logran hacerse un hueco en algunas de las mayores empresas del mundo no pueden tener ninguna queja sobre los sueldos que perciben. En ocasiones se embolsan en dos meses lo que ingresa al año un trabajador que gane el salario más habitual en España (que ronda los 16.490 euros, según la última Encuesta de Estructura Salarial del INE).

El portal estadounidense Glassdoor, que recopila datos sobre las remuneraciones de todo tipo de profesiones y cargos, señala que Facebook es la compañía más generosa con los que empiezan en el mundo laboral. Concretamente, paga a sus becarios 8.000 dólares al mes (unos 7.286 euros). Completan el podio de este ránking Microsoft (7.100 dólares) y la petrolera ExxonMobil (6.507).

Las tecnológicas dominan el ‘top 20’ de este listado, como es costumbre en los últimos años, pero tampoco faltan las grandes empresas financieras, si bien cada vez menos logran auparse hasta los primeros puestos, desbancadas por el poderío de Silicon Valley .

A las tres mejores pagadores les siguen, en orden descendiente, Salesforce (con mensualidades de 6.450 dólares para los recién llegados), Amazon (6.400), Apple (6.400) , Bloomberg (6.400), Yelp (6.400) , Yahoo (6.080), Vmware (6.080), Google (6.000), NVIDIA (5.770) , Intuit (6.440), Juniper Networks (5.440), Workday (5.440), BlackRock (5.400), Adobe (5.120) , MathWorks (5.120), Qualcomm (5.040) y Capital One (5.000).

Retener el talento

Estas abultadas nóminas, que únicamente están al alcance de una minoría de trabajadores en nuestro país, pueden parecernos desproporcionadas, pero debemos recordar que los programas de formación de estas firmas suelen requerir grandes dosis de esfuerzo y competitividad a sus becarios, un nivel de exigencia al que, por norma, el personal neófito de las empresas más modestas no se tiene que enfrentar.

Además, cabe mencionar que estos suculentos sueldos -y mejores incentivos– son una parte fundamental de las estrategias que habitualmente ponen en marcha las grandes compañías para retener a los nuevos talentos. Se trata de una táctica para evitar que se ‘fuguen’ a la competencia una vez finalizado su periodo de prácticas (con lo que se perdería todo el esfuerzo invertido en su aprendizaje).

Eso sí, a pesar de que esas cantidades vertiginosas puedan deslumbrarnos, no hay que olvidar que en el otro lado de la balanza están aquellos que no reciben ninguna remuneración durante su periodo como becarios, un porcentaje que en EEUU alcanza el 44% y en nuestro país escala hasta el 58% (según el informe ‘La experiencia de los becarios en la Unión Europea’, publicado por la Comisión Europea).

http://www.expansion.com/empresas/2017/05/06/590d96afe5fdea3b198b456e.html